lunes, 15 de enero de 2018

TRASNACIONAL SE APROPIA DE LA PAPA DE LOS ANDES DEL PERU Y LO PATENTA.

En la nueva película “Los Marcianos”, un astronauta abandonado en el planeta rojo siembra papa para subsistir hasta que llegue alguna ayuda. Llevarse papas en la exploración del espacio es una buena idea, no solo para experimentar su viabilidad de crecer papas en el espacio y otros planetas sino por su contenido calorífico y proteínico: 5.3 onzas de papa frita contiene 110 calorías con mucho mas potasio que un plátano y casi la mitad de vitamina C recomendado para un día, cero en grasa. La papa además de potasio contiene hierro y zinc, el camote es rica en beta-caretene que produce la vitamina A, cuya deficiencia causa la desnutrición.
El Centro Internacional de la Papa que colecciona las variedades de semillas y lo almacena en bancos genéticos, reporta que en el Perú existen 2,400 variedades de papa silvestre y 4,700 papa nativa de los Andes. (1)

La papa de los Andes del tawantinsuyo salvo del hambre a Europa. La primera evidencia de como llego la papa a otras partes de las Américas, a lo que hoy se llama Estados Unidos y a España en Europa, está en libro de Salaman “Historia de la Papa” publicado en 1937 que cita los reportes del Hospital de la sangre de Sevilla en 1573. Ese año los españoles empezaron a comer papas gracias a las semillas que se trajeron de los andes del Tawantinsuyo sembradas en Andalucía.
En 1588, se hizo popular en Viena y en los países mediterráneos y nórdicos, pero es Irlanda (colonia del Imperio Ingles) por sus condiciones climáticas y tierras fértiles que se convierte en la meca de la papa en Europa. Pero Irlanda no es nada comparable con los andes peruanos ni tuvo los ingenieros y científicos del Tawantinsuyo que investigaron al detalle el cultivo de la papa. El hongo del agua que más tarde lo llamaron “Phytophthora Infestans” destruye las plantaciones de papa en los 1840s y más de un millón de irlandeses se mueren de hambre y otros millones fugan del país debido a la hambruna. Los Incas sabían cómo proteger las plantaciones de este tipo de hongos sin necesidad de pesticidas o fungicidas. (2)
La ingeniería genética moderna controlada por las agroindustrias o trasnacionales agrarias está tratando de controlar los hongos con fungicidas que comúnmente se aplica por dispersión unas 15 veces desde la siembra hasta la cosecha. En Estados Unidos, en los estados de Idaho, Michigan, Pensilvania y Wisconsin están localizadas las agroindustrias de la papa más grandes del planeta. Las papas “Russet” propiedad de la trasnacional J.R. Simplot ha introducido la papa genéticamente modificada “Burbank” y la papa blanca “Ulster Ranger” inyectando genes de la papa peruana. Ahora están a punto de patentar la segunda generación de papas genéticamente modificadas. Por medio de ONGs que financia en Lima, Cusco y otros lugares andinos del Perú, lograron identificar una variedad de papa andina que resiste el hongo sin necesidad de fungicidas. Es la “papa innata” descubierta por los científicos del imperio incaico lo que estos piratas han denominado “innovación de ultima generación de la papa” y buscan patentarlo como si fuera de ellos.
En su petición al Departamento de Agricultura (USDA) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EEUU dicen que la nueva papa traída de los Andes peruanos “puede resistir los hongos más perversos reduciendo el uso anual de fungicidas en 225,000 kilogramos” que resultara en millones de dólares en ganancias. Y “como bono, este tipo de manipulación genética reducirá el monto de desechos podridos de papa en 110 millones de kilos por año y reducirá drásticamente los 1.4 millones de kilos de papa que es arrojada a la basura anualmente por los consumidores “.
Esta variedad de papa andina tiene niveles bajos de asparagine, un aminoácido encontrado en todo tipo de papas que al calentarse a altas temperaturas puede convertirse en un probable cancerígeno. Este nuevo tipo de papa hará obsoleto el uso convencional para conservar la papa y otros alimentos en el mercado que es la irradiación de las semillas logrando una mutación de genes (3).

Sin embargo, esta “innovación” podría ser solo en nombre. Si uno inserta o inyecta genes de una variedad de papa traído del ande peruano a otra variedad de papa que se trajeron anteriormente, el resultado seguirá siendo una papa, no son genes de otra especie. El mismo resultado se obtendría sembrando directamente la papa resistente a los hongos originario del Perú sin necesidad de hacer el injerto. Aparecer como “innovación” cuando en realidad están violando el derecho intelectual de nuestros antepasados. Puede ser solo un robo.

Sigamos con el artículo del Dr. Henry Miller (2).
“Después de 17 meses de evaluación, USDA aprobó esta variedad de papa -con genes traídos del Perú- bajo el argumento que ‘no es una planta dañina y no afectara a otras plantas o el medio ambiente”. La Agencia de Protección Ambiental de EEUU tiene jurisdicción de regular la introducción de esto tipo de plantas bajo la ley de pesticidas porque y la trasnacional Rousset debe demostrar que estas plantas modificadas con genes externos no generen sustancias químicas toxicas por hibridación.
“Para introducir al mercado de EEUU un nuevo producto de biotecnología toma un tiempo promedio de 13 años y más de US$130 millones” según Henry Miller, físico y biólogo molecular. (3)

La papa peruana no solo está amenazada por el cambio climático sino por las trasnacionales biotecnológicas que producen papa genéticamente modificada a menor precio copando los mercados de los países pobres. La ONU dice “debido al monopolio de los alimentos en el mundo ya se perdió el 75% de la diversidad de plantas durante el último siglo. Hoy en día, muchos productos son cultivados en laboratorios de alta tecnología y plantaciones experimentales. Este tipo de producción no corresponde a las condiciones naturales de la producción de alimentos”.

El campesinado peruano está siendo explotado y engañado por las ONGs financiados por las trasnacionales biotecnológicas como el Parque de la Papa que colecta las semillas y genes de las comunidades, pero les niega acceso a más de 1,700 variedades de semillas de papa. “Los científicos solo se llevan nuestras semillas y una vez que adquieren nuestros conocimientos, se olvidan de nosotros” dice el dirigente campesino Luis Mamani (4).
Pese al simbolismo de oponerse a los alimentos genéticamente modificados, como la declaración del Congreso peruano, estos ya se infiltraron en el mercado nacional. Por ejemplo, el 2007, el Instituto Internacional de Desarrollo y el Medio Ambiente de Londres y la ONG del Cusco Asociación Andes anunciaron la creación de una papa estéril que es resistente al hongo “tuber moth” (Phthorimaea operculella) que se puede dispersar con facilidad con las papas orgánicas. (5)
En Lima hay un laboratorio de investigación moderno que no se dedica a la medicina, la ciencia militar o la exploración del espacio sino a las papas.
REFERENCIAS: 

1. Uber Tubers: Welcome to the International Potato Center.http://modernfarmer.com/2014/03/international-popato-center/
2. Origin of the First European Potatoes and their Reaction to Length of Day.http://www.nature.com/natu…/journal/…/n3990/pdf/157503a0.pdf
3. Stuck in a Regulatory Mash-Up. Wall Street Journal. 11-3-2015. Page A15. http://www.wsj.com/…/stuck-in-a-regulatory-mash-up-14465094…
4. Indigenous Seed Savers Gather in the Andes Agree to Fight Climate Change with Biodiversity

jueves, 28 de diciembre de 2017

Una entrevista con Francisco Durand

DETRÁS DE CADA FORTUNA HABÍA UN PAPA CON PLATA
Una entrevista con Francisco Durand por Abelardo Sánchez León y Martín Paredes.



DETRÁS DE CADA FORTUNA HABÍA UN PAPA CON PLATA
Una entrevista con Francisco Durand por Abelardo Sánchez León y Martín Paredes.


La imagen de los empresarios nunca ha sido muy positiva para el común de los ciudadanos, peor aún luego del régimen de Fujimori. ¿Cómo ves tú al empresariado hoy? ¿Por qué es tan mal visto por los peruanos?
El empresario de arriba, el de cuna, el que heredó fortuna, o el que siendo de clase media o alta hizo fortuna, que son pocos, siempre tuvo un alto nivel de rechazo social. Han estado metidos en el clóset y la prueba más clara es que no hay biografías, no hacen declaraciones a la prensa, no ocupan cargos, salvo raras excepciones, en los grandes gremios. Los grandes no tienen presencia pública y, por lo tanto, no aparecen como líderes.
Todo lo contrario, se ocultan.
Exacto, están metidos en el clóset y no quieren salir. En parte, eso es por su propio origen de clase y su cultura elitista de no mezclarse, de no relacionarse con los demás, pero también porque tienen un alto nivel de rechazo social.
Una excepción es Benavides de la Quintana. Él vivió en Cerro de Pasco, en Huancavelica, y puede jactarse de haber estado más metido en el Perú profundo.
Hay varias cosas que podrían poner a don Alberto como una excepción o un poco más lejos de los demás. En primer lugar, es una persona con una alta formación académica: muy pocos tienen una maestría en Geología en Harvard. Él sabe de lo que está hablando, sabe ubicar el mineral, va a la sierra, lo que es muy apreciado. Él ha sido gerente primero, el peruano con mayor cargo en la Cerro de Pasco Corporation, hecho que también es excepcional. Y a partir de ahí, ha ido invirtiendo, comprando minas, explotándolas, empezando de abajo.
Eso le da legitimidad.
Sí, porque son muy pocos los que teniendo un gran nivel académico han hecho fortuna por sí mismos. Benavides viene de una familia de clase media, con ciertos orígenes agrarios, vinculado a hacendados, pero uno puede decir que se merece su plata. La idea popular de que detrás de cada fortuna hay un crimen es muy fuerte en el Perú.
Otro empresario con carisma, que estuvo en Chimbote, es Banchero Rossi.
Él era más popular que Benavides de la Quintana. Banchero era un empresario de origen europeo, de familia italiana, que hizo plata con la pesca. Y la pesca es un sector bien difícil: puedes hacer fortuna hoy y perderla mañana porque tiene doble estacionalidad. Hay variaciones fuertes del precio en el mercado mundial y el pescado se va. Cuando te cogen esas dos estacionalidades puedes hundirte. Banchero hizo plata en un negocio bravo. Pero él tenía la ventaja de ser un hombre muy cercano al pueblo, quizá por ser provinciano. Su trato era muy horizontal y eso se reconocía. Ahí hay una especie de burguesía nacional con cierto prestigio, pero esos son casos más excepcionales.
Hay otro caso polémico: Luis León Rupp.
Luis León Rupp hizo dinero rápido, pero cayó estrepitosamente cuando sus bancos quebraron. Su imagen es bastante negativa. Y en ese período, probablemente gracias a Richard Webb en el Banco Central, no hubo rescate financiero, a diferencia de lo que ha ocurrido antes y después.
Él, como Banchero, entra en una actividad complicada: el periodismo. Para muchos, «El Observador» fue un muy buen diario; para otros, tuvo una pelea con Manuel Ulloa. ¿Hay un ingrediente político en la caída de León Rupp?
Puede ser, pero más probable es que sea al revés: en la medida en que sus negocios requerían un soporte político, hizo un periódico, lo que te da influencia, acceso, capacidad de presión. Al regresar de España en 2001, cuando prescribió su caso, le quedaban hoteles, activos de terrenos, muchos de ellos embargados. El Hotel Cesar’s, que fue su principal inversión, ha cerrado. Y el Bolívar también.
Con Fujimori hay una cosa rara. Los empresarios son fujimoristas y, al mismo tiempo, existe la idea de que muchos han quebrado. Sin embargo, se dice que hicieron mucha plata.
Los sobrevivientes hicieron mucha plata. Durante el gobierno de Fujimori aparece una nueva hornada de medianos empresarios que se convierten en grandes. Por ejemplo, J. J. Camet Contratistas Generales era una empresa que estaba en el medio de la lista y pasó a ser la cuarta o quinta de las grandes empresas. Y ha hecho dinero durante ocho años, si contamos el momento en que Camet se hace ministro. Ahora es uno de los directores del Banco de Crédito, el primer banco del país. Todos los que fueron ministros de Economía eran empresarios y han tenido problemas por juicios. Con Fujimori lo que hay es un tercer intento por introducir el neoliberalismo, después de otros dos: el de Morales Bermúdez luego de la crisis del 77, y el de Belaunde. A partir de ahí cambian las reglas del juego. En esa apertura final y definitiva hay muchos empresarios que son desplazados del mercado. Quienes tenían ya el viento a favor bajo ese modelo económico hicieron dinero, por lo menos hasta 1998. Ese año hay una quiebra y sufre mucho un sector empresarial, sobre todo el bancario. Ahí quiebran Picasso, el Wiese… Casi todos los bancos nacionales, excepto el de Crédito, han quebrado y numerosas empresas han sido ayudadas por el Estado o rescatadas. Pero en ese periodo el empresariado siente que hay un presidente y un Ejecutivo que los escucha, les abre las puertas, los apoya, que no varía las reglas del juego; al contrario, si hay variaciones, son a favor de las empresas, como las exoneraciones tributarias. Para ellos, Fujimori es el campeón de la empresa privada.
Hay muchos que pasan también por el SIN para arreglar sus problemas o hacer grandes negocios.
Sí, y también pasan por el Ministerio de Economía y Finanzas, que se convirtió en el principal espacio de rentas, sobre todo de tipo tributario, de asignación de contratos por la vía de la licitación pública, etcétera. A través de Hurtado Miller, Boloña, Camet, Joy Way y Goldenberg los empresarios han tenido acceso e influencia como nunca antes los tuvieron. Pero también han pasado por la Presidencia cuando había necesidad de discutir nuevas inversiones, o cuando había juicios o favores que pedir que no podía resolver ninguna otra instancia pasaban por el SIN, quisieran o no. Son los casos de Hayduk, Newmont, Lucchetti y otros más que no sabemos.
¿En 1990 Fujimori es consciente de esta apuesta neoliberal? ¿Es una apuesta económica, política, jalarse a esa gente, o hay la idea de que la parte económica no la manejaba Fujimori?
Fujimori dejó operar. Repartió el poder con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y asignó otro ministerio, aparte del MEF, a los empresarios, que era el Ministerio de Industrias. Por lo menos había dos puestos en el gabinete que eran para los empresarios o personajes técnicos muy vinculados al mundo empresarial. Desde Velasco en adelante ningún gobierno ha hecho eso, lo cual es apreciado.
¿El MEF tenía cierta autonomía, era el que verdaderamente gobernaba, y Fujimori estaba más en la parte social?
Entre 1999 y el año 2000 hice muchas entrevistas a empresarios y me di cuenta de que eran fundamentalmente fujimoristas, pero había un sector que comenzaba a dudar porque no sabía si el régimen iba a tener continuidad, y porque le temía a Montesinos y compañía, que comenzaban a exigir demasiado a los empresarios. Fujimori operó bajo un esquema de reparto del poder. Concentró el poder en el MEF, en el SIN y en la Presidencia, y dejó que el MEF operara. Pero hay que tomar en consideración que cuando hay nuevas inversiones y grandes decisiones que tomar, que conciernen a inversionistas básicamente extranjeros, eso se negocia con la Presidencia.
Entonces Camet es una figura tan importante como la de Montesinos en el SIN.
El de Fujimori es un gobierno que lleva a un extremo la concentración del poder político. Es muy parecido al de Leguía. No solo lo concentra en el Ejecutivo; a partir del golpe de 1992 interviene el Poder Judicial y cierra el Congreso y después logra, con apoyo popular, controlar el Congreso. Pero creo que eso no es lo más importante, sino la concentración del poder al interior del Ejecutivo, en torno a la Presidencia, porque le quitó todo el gasto de capital a los ministerios y creó Foncodes, el Infes, Pronaa y toda esa serie de instituciones que dependían del Ministerio de la Presidencia. Con ello, Fujimori directamente o a través de estos ministros y directores, podía hacer política social. Eso lo vinculaba a las masas y además le daba dinero que repartir, lo que en política es muy importante. Concentra el poder también en el SIN, que controla principalmente a las Fuerzas Armadas y Policiales, y luego en el MEF. El MEF aísla al Banco Central de Reserva y llega un momento en que comienza a someter o meter bajo su órbita, dependiendo de los casos, a la Superintendencia de Banca y Seguros, a la Sunat, a Aduanas y otras instituciones. Toda esa aparente autonomía se perdió durante la gestión de Camet. Hubo una enorme concentración del poder en esas instancias, y en torno a ellas se genera un triángulo que ha operado durante los años noventa. En la medida en que este triángulo tiene que ver con muchos grandes empresarios, no con todos, tenemos esa imagen negativa. Cualquier evaluación de Fujimori no solo puede referirse a su traición, a sus ambiciones personales, a su probable corrupción; a Montesinos, sino también, como parte de la mesa del poder que sostuvo al régimen durante diez años, a un sector empresarial peruano y extranjero que se benefició de ese régimen.
Y ese sector no ha sufrido el peso de la ley, como lo han hecho los militares y otros. El sentido común dice que Fujimori estuvo bien en la economía y mal en lo político. Lo neoliberal sigue siendo el sentido común hasta hoy. Toledo lo ha seguido y el que se aleje un poco de ello... Entonces personajes como Fritz Du Bois tienen vigencia; no los políticos sino los economistas.
Digamos que el balance del régimen es fundamentalmente negativo. La condena social pasa primero por Montesinos y su entorno, donde hay muchos militares, policías y generales testaferros; pasa por Fujimori y su entorno político, y también por los sectores que operaron en el MEF o en torno a él, donde están los ministros de Economía y el Instituto Peruano de Economía (IPE). Los llamados crímenes de cuello y corbata o crimen corporativo se condenan de manera más suave. Generalmente se echa la culpa a la empresa en lugar de a la persona; no hay una condena social como la podría haber en el caso de Fujimori o Montesinos.
Cuando dices que un sector empresarial «sostuvo al régimen» de Fujimori, en el sentido de que lo apoyaba, era un soporte, ¿en qué medida lo compromete?
Compromete a aquellos que estuvieron en esa alianza. Dicho sea de paso, no son todos, y el número tiende a disminuir a medida que el régimen intenta quedarse, cuando comienza el período más arbitrario y corrupto, que son los dos o tres últimos años de Fujimori. Una vez un empresario importante me dijo literalmente «yo soy amigo de Montesinos, he trabajado con el general Hermoza, he contribuido con el régimen en la lucha contra el terrorismo; sin embargo, hemos creado un monstruo que se está volviendo sobre nosotros». Al caer Montesinos, los empresarios sí se la juegan por Fujimori. La Confiep y los dirigentes empresariales en ese período dijeron que había que hacer la distinción, quisieron darle sostenibilidad a ese régimen para que se mantuviera en el poder por lo menos un año más. En esa medida sí son responsables de lo que han declarado públicamente y de lo que han hecho en privado. También hay un sector que se apartó o se distanció y hay otro que lo combatió y que pagó las consecuencias.
No ha habido una discusión económica entre dos grupos radicalmente diferenciados. El IPE por un lado, y lo que llamaríamos Actualidad Económica, por el otro. Incluso podría haber una timidez, una falta de argumentos, para revertir esta cosa neoliberal a ultranza. Como que han sido derrotados. ¿Tú lo ves así?
Creo que han sido derrotados hasta el momento. Yo participé bastante en Actualidad Económica, tanto como en Quehacer. Desde allí seguíamos la coyuntura con bastante cercanía. Éramos leídos, pero hubo una decisión de parte de las élites del poder de no comentar la revista, de no discutir públicamente los argumentos. Sabíamos que había todo un sector de empresarios que la leían con bastante regularidad. Pero alguien una vez se acercó a Beto Graña, que era el director, y le dijo «a ustedes teníamos que ignorarlos». Hubo de parte de ellos una decisión de no discutir, de no hacer referencias, de no dar ocasión a un debate. Por el lado de Actualidad Económica fue lo contrario: siempre buscaba el debate y la discusión pero nunca encontró el espacio, en el país por lo menos, y creo que esa situación continúa. Instituciones como el IPE han copado los grandes espacios de discusión mediática, tienen mucha presencia en la prensa, entre los periodistas económicos y, salvo excepciones, como es el caso de Humberto Campodónico u ocasionales entrevistas, no hay mayor crítica. Este sector crítico, que continúa publicando una revista en Internet, influye en espacios académicos, quizá en políticos interesados en política económica o en economía política, pero no van más allá.
¿Tú verías una aproximación entre una izquierda económica pensante, técnica, y Alan García?
No estoy muy seguro de eso. Después de su regreso de la convención del Partido Demócrata de Estados Unidos, ha habido un acercamiento mucho más evidente de parte del Apra a las grandes fuerzas del mercado. En el ámbito de sus presidencias regionales la relación es muy cercana y colaborativa. Sería ir demasiado lejos pensar que el Apra esté en la oposición sincera al modelo económico, como lo están Actualidad Económica o algunos economistas independientes.
Pero sin partido, sin un vocero político, se queda en la academia. El IPE sí ha tenido una presencia en el gobierno de Fujimori, y en el de Belaunde también.
Pero te das cuenta de que el IPE ha estado en el poder durante toda la gestión de Camet y que asesora a lo que es el corazón de las grandes corporaciones peruanas. A partir de ahí tiene influencia en todo un grupo de consultores y expertos internacionales y, además, una presencia muy fuerte en los medios. El otro sector, el crítico, empieza a elaborar un discurso señalando las limitaciones de este modelo. Podríamos construir alternativas diferentes sin que cambie la lógica de mercado, pero construyendo un Estado que equilibre más la relación y defienda los derechos no solo de los trabajadores sino también de los consumidores, los pensionistas, los ahorristas, los clientes, de los usuarios que hoy nadie defiende, al menos no orgánicamente. Esa es una nueva realidad del modelo. Antes le reclamábamos al Estado, pero ahora a quien hay que reclamarle es a Telefónica, a Luz del Sur o a los bancos.
Pero no hay un candidato probable que lleve esas ideas y las haga públicas.
En estos momentos no, pero ten en cuenta que estamos en un contraciclo y esto se ve en toda América Latina. Cada vez más hay una crítica más seria, más profunda, mejor documentada, a las limitaciones del modelo económico. Los intelectuales que han concebido las fallas de este modelo y proponen alternativas no logran vender ese mensaje a los sectores populares y a los partidos o fuerzas políticas, menos aún a los medios de comunicación. El Perú empezó ese contraciclo exactamente con el arequipazo, que significó un punto de quiebre porque a partir de ahí se frena el proceso de privatización. A partir de ahí han crecido las críticas, las demandas, las protestas, que no tiene que ver solo con la pobreza o con lo que hace el Estado, sino con el enorme poder concentrado en estas empresas y la debilidad de un Estado que no llega a contrabalancear la situación. Creo que eso se va a expresar en las próximas elecciones. Hay banderas tiradas en el suelo y habría que ver quién puede recogerlas. Quizá el Apra, por lo menos a nivel simbólico. Pero el Apra se da cuenta de que no puede gobernar sin las fuerzas del mercado y está, por su pasado, dispuesta a hacer muchas concesiones. Podría ser Paniagua, siempre y cuando tenga una línea política orientada a un Estado que cumpla una mayor función social. Paniagua es muy moderado, aunque si uno escucha sus planteamientos con atención sostiene que necesitamos un Estado mejor que contrabalancee este enorme poder que se ha acostumbrado a los derechos adquiridos durante el gobierno de Fujimori. La izquierda debía ser una defensora, pero creo que está encajonada, es una minoría electoral, y no se ha dado cuenta de que sus viejas bases de apoyo —los obreros y el sector asalariado— son numéricamente más reducidas, tienen menos capacidad de acción. Si van a defender eso, están apoyándose en un sector minoritario.
La presencia del sector neoliberal, expresado en dos directores de diarios que son economistas, Aldo Mariátegui y Augusto Álvarez Rodrich, indicaría que hay una defensa natural a lo neoliberal. Incluso cuando ocurrió el arequipazo contra la privatización fue visto como algo irracional.
Los medios se han convertido en grandes aliados de las fuerzas neoliberales. Los medios han hecho una labor tal que muchas de las ideas neoliberales se han convertido en sentido común. Ese es un reconocimiento de su eficacia. Pero ahora hay un contrasentido común que dice «yo que he comprado dólares falsos por qué no tengo derecho a una devolución justa y rápida», «por qué yo que soy pensionista estoy pagando estas comisiones», «por qué cuando pido un préstamo al banco tengo que pagar estas tasas de interés». No hay una noción de derechos que haya sido internalizada por estos sectores. Sin embargo, es importante notar que, en la medida en que estamos en un sistema más equilibrado, en parte como reacción contra los excesos concentradores del fujimorismo, la gran empresa, sobre todo la de servicio público, tiene una preocupación mayor por lo que hace el Congreso y su Comisión de Defensa al Consumidor. La Confiep planteó la eliminación de esta Comisión y quiso reducir estos organismos reguladores y concentrarlos todos en Indecopi.
Pero las empresas tienen buena prensa y eso es una gran ventaja. La prensa es la primera instancia a la que acuden los consumidores y un gran sector de esta está subsidiada por grandes empresas.
Gran parte de la prensa y de los periodistas cumplen un rol de defensa de la actual política económica, rol que se manifiesta de dos maneras: una como áulicos, en el sentido de que presentan a las empresas con una visión excesivamente positiva, tanto así que las páginas económicas de varios diarios son básicamente publirreportajes; y como sicofantes, en la medida en que satanizan o presentan negativamente a quienes expresan un punto de vista diferente o crítico, o a las masas que comienzan a generar este tipo de reclamo. En general los medios, sea porque han abierto sus puertas a economistas o periodistas neoliberales, o porque es mayor su necesidad de publicidad —que es proveída por las grandes empresas—, siguen esa tendencia. Como no pueden hablar de las verdaderas cuestiones, tienen que hablar de las falsas, de la farándula, de personajes y celebridades, porque están autocensurados para tratar temas fundamentales. Las grandes empresas tienen un sistema de alarma bastante efectivo. Apenas se publica algo, el hecho es reportado y estas empiezan a activar mecanismos para que eso no vuelva a ocurrir o para limitar lo que se escriba, e incluso para que se sancione a quien lo hizo y deje de escribir.
¿Los narcotraficantes pueden ser considerados empresarios?
Sí, y con pleno derecho. Hay tres economías en este país. La formal, comandada por algunos grupos sobrevivientes de poder económico de América Latina, principalmente de Chile, Brasil, Colombia, y empresas multinacionales. Ellos comandan la economía. Pero también está la economía informal, manejada fundamentalmente por empresarios, grandes y medianos, que son totalmente desconocidos, que nunca hemos investigado. Viven de no pagar impuestos, de no cumplir con las normas laborales. Para poder operar tienen que coimear porque es la única manera de hacer negocios con tranquilidad; por eso tienden a ocultarse. Si uno va a los mercados o investiga el contrabando de hoja de coca, se da cuenta de que esas cadenas están organizadas por empresarios informales que no logramos identificar aún, pero que son dinámicos y predominan en ciertos sectores. Después tenemos la economía delictiva, que desarrolla dos grandes actividades: el narcotráfico y el contrabando. Ahí también están organizados, y a mayor escala que en los sectores informales. Estamos hablando ya de corporaciones delictivas. En la economía del narcotráfico tienes peruanos que han sido capaces, luego de que se rompe el dominio del Cartel de Medellín, de comenzar a producir pasta básica, lavada, y venderla a las mafias colombianas o mexicanas, o incluso pasar a la producción de cocaína y actuar a un mayor nivel, por lo menos en el mercado nacional.
¿El narco-Estado sería un fantasma luego de la presencia de Montesinos, Hermoza Ríos, el Ejército, el SIN, los grandes narcotraficantes, Zevallos? No están desvinculados del poder. ¿Para ser Presidente del Perú hoy tienes que negociar, que hablar con ellos?
No sé si los presidentes, pero no pueden operar sin algún tipo apoyo del Estado. Si están haciendo dinero y crecen es porque el Estado es incapaz o los tolera; probablemente es más lo segundo que lo primero, porque esa tolerancia se gana capturando instancias del Estado en las que ellos tienen interés. Este es un fenómeno que comienza con la explosión de la cocaína en la década de 1980, pero también se expresa en el Congreso, en cierta prensa, en el control del Poder Judicial. Su capacidad de acción política es bastante buena. ¿Han llegado al punto de capturar el Estado? Creo que no. La tesis del narco-Estado es demasiado exagerada. Debemos considerar los intereses de los grandes contrabandistas y narcotraficantes como agentes económicos activos que buscan expresiones políticas. Aunque con Fujimori se llegó a un punto en el cual tenían acceso, por lo menos algunos de ellos, a las más altas instancias decisorias, eso no convierte al Perú en un narco-Estado. Probablemente existió la posibilidad en el año 1999 o 2000, cuando Fujimori cedió poder y Montesinos se convirtió en el presidente virtual, el que tomaba las decisiones. Creo que por unos meses sí hubo un narco-Estado, a partir de julio de 2000 hasta noviembre.
¿Y los empresarios emergentes? ¿Cuántos hay?
Los empresarios emergentes, a diferencia del gran empresario, son populares. ¿Cómo te explicas eso? En la sociedad peruana no hay un rechazo per se al empresario o al que tiene dinero. Porque la persona que ha logrado desde abajo, a punta de esfuerzo, con empeño, hacer empresa, tiene una popularidad curiosa. Se le respeta. Hay un sector que ha llegado al nivel de medianos empresarios y, excepcionalmente, a formar grupos de poder. El caso de los Añaños, que vienen de Ayacucho y que están en la fabricación de Kola Real, exportan al mercado mundial y tienen plantas en México y Venezuela, es uno de los más conocidos. Otro es Aquilino Flores, de Topy Top, exportador de textiles. En la exportación agrícola van a ir surgiendo o ya hay empresarios pero todavía son poco conocidos. Hay casos interesantes de exportación de camu camu; allí destaca Hugo Villachica, un empresario de San Ramón. Probablemente si hubiera más de estos empresarios el modelo sería más popular.
¿Y no los hay más por algún tipo de dificultad?
Es un viejo problema: el factor empresarial nativo siempre ha sido escaso en el Perú. Ha existido pero no ha logrado desarrollarse.
¿Qué es el factor empresarial?
Es la capacidad propia de generar empresa y tener éxito en el mercado y poder competir con extranjeros o con otros nacionales. Ese factor empresarial es el elemento decisivo en Chile y en cualquier país desarrollado, pero aquí es escaso. Es el contexto el que no permite generarlo.
¿En qué medida el empresariado grande que está relacionado con el poder tiene más facilidades para trabajar que estos empresarios emergentes, chicos y medianos?
El grande tiene muchas ventajas: capital propio, propiedades. Empezar un negocio es relativamente fácil porque ya es parte del mundo propietario. En segundo lugar, tiene crédito mucho más barato. Para el empresario mediano y pequeño es muy difícil operar con las tasas de interés que hoy día cobran los bancos y los tipos de garantías que te exigen. Ellos no tienen la ventaja de firmar un contrato de estabilidad tributaria con el Estado. ¿Por qué no se hacen contratos de estabilidad tributaria para empresas peruanas medianas y pequeñas que han demostrado éxito en el mercado?
¿Cómo les piden ser competitivos si no tienen las mismas reglas de juego?
Cierto, por eso digo que es un problema de contexto. La política económica ha sido diseñada por las corporaciones y para las corporaciones, dejando la frialdad y la dureza del mercado para los demás. Las grandes empresas tienen también la enorme ventaja de ser rescatadas cuando hay una crisis. Quizá el caso del Wiese sea el más claro. Al pequeño nadie lo va a rescatar. Su nivel de riesgo es mucho más alto porque no tiene paracaídas. Eso frena que se haga empresa. Lo bueno es que hay el potencial, pero este no se desarrollará con las actuales condiciones y la actual política económica. Habría que ver qué partidos políticos levantan esa opción, porque es una opción que mejora el modelo, que le da sostenibilidad.
Un empresario me dijo que en el Perú no hay que hacer nada porque apenas tienes algo, te lo quitan.
Hay una cultura de condena al éxito y a la propiedad. La condena a la propiedad la entiendo más porque es un país que tiene grandes diferencias de distribución del ingreso. Hay un factor que los economistas llaman envidia. Hay mucha envidia económica. No es fácil ser rico en el Perú. Tiene riesgos. Todo tu dinero no te puede proteger de un asalto, de un secuestro. De ahí la tendencia histórica a tener parte de tu capital fuera, para protegerte de cualquier posible veleidad política. Pero también a tener a la familia fuera por temor al secuestro, que se ha convertido en un delito muy común.
Una película como la de Scorsese sobre Howard Hughes no la entiende nadie acá. Este diálogo con el poder, la pelea con el establishment político, son inéditos acá.
En el Perú más que en otros países, las fortunas han cambiado de mano de manera muy drástica y riesgosa. Para empezar con Pizarro, con una apropiación masiva de riqueza. Luego, en la independencia, la expulsión de los españoles en parte se hizo porque sus propiedades estaban acá y alguien se iba a quedar con ellas. Las guerras y revoluciones también destruyen fortunas a una velocidad enorme. Luego vienen las expropiaciones de Velasco y Alan García y su decisión de congelar los dólares. Justamente por eso es que Fujimori les dio garantías, leyes fijas, contratos de estabilidad tributaria, para que fueran parte del poder. Hay un sector que añora a Fujimori. Y esa añoranza quedó demostrada en algunos Cade.


desco / Revista Quehacer Nro. 154 / May – Jun. 2005



miércoles, 27 de diciembre de 2017

LOS CRÍMENES DEL GENOCIDA OLLANTA HUMALA

A continuación reproducimos un articulo publicado en La República.
Redacción LR
No solamente estuvieron presentes el día en que sus familiares fueron secuestrados por efectivos militares de la base contrasubversiva de Madre Mía, al mando del ‘Capitán Carlos’, nombre de guerra de Ollanta Humala Tasso. También tuvieron la triste tarea de enterrar en tumbas informales los restos de sus seres queridos ejecutados por los soldados que los acusaron falsamente de terroristas.
Luego de un intenso y prologando trabajo de búsqueda, La República identificó y encontró –con ayuda de sus allegados– los lugares donde reposan Claudio Girano Yaya y Luis Izaguirre Prieto, ultimados por las tropas del ‘Capitán Carlos’, el 19 de mayo y el 25 de junio de 1992, según el testimonio concordante de los testigos de los hechos.
Ahora corresponde a las autoridades del Ministerio Público exhumar los restos, verificar las identidades y determinar en lo posible las causas de la muerte.
“Al regresar a este lugar, después de 25 años, siento escalofríos y terror. Siento como si fuera ayer lo que sucedió en la madrugada del martes 19 de mayo de 1992, cuando mi esposo Claudio Girano fue secuestrado, torturado y asesinado a machetazos a manos de militares de una patrulla que pertenecía a la base de Madre Mía”, relató, entre lágrimas y sollozos, Dominga Poma Quispe, de 70 años.
La viuda condujo a La República hasta el preciso lugar donde ella enterró los restos de su cónyuge, una zona conocida como La Unidad, en el puerto de Santa Rosa de Yanajanca, en la margen izquierda del río Huallaga, en la provincia de Marañón (Huánuco). “Jamás olvidaré este lugar”, dijo Dominga Poma.
Los esposos Claudio Girano y Dominga Poma llegaron a Yanajanca en 1978, lugar donde nacieron y se criaron sus ocho hijos. La familia vivía en una pequeña casa de madera, a pocos metros del río Huallaga. Se dedicaban al cultivo de plátano, piña y cacao.
Dominga Poma lo recordó así:
“Eran las 4 de la madrugada del 19 de mayo de 1992, lo recuerdo perfectamente, cuando una patrulla militar violentó nuestra casa y nos despertó a punto de patadas. ‘¡Levántense, terrucos de mierda! ¡Todos arriba o les metemos bala!’. ‘¿Qué pasa, jefe? ¿Qué pasa?’, pregunté. ‘¿Dónde están los mandos? ¿Dónde están esos terrucos de mierda? ¡Hablen, carajo, o los matamos a todos!’, nos gritó uno de los militares que no dejaba de apuntarme con un fusil en la cabeza, mientras otros soldados rebuscaban todas mis cosas. Esa madrugada yo me encontraba descansando con mi esposo y mi hija de ocho meses de nacida, mientras mis otros siete hijos dormían en una habitación al lado”.
Oficial identificado
En esa época, Claudio Girano contaba con 31 años y Dominga Poma sumaba 40. El tiempo transcurrido no ha borrado los detalles de la espantosa madrugada. Dijo:
“Al ver que no encontraban nada, uno de los militares sacó a mi esposo en calzoncillos y lo tiró al suelo, donde empezó a golpearlo en la cabeza con la cacha del fusil en presencia de mis hijos, que gritaban. ‘¡Tú sabes, terruco de mierda, dónde están los mandos! ¡Habla, mierda!’. No contento con ello, los militares también patearon la espalda de mi hijo mayor, Giancarlo, entonces de quince años, e hicieron lo mismo con mi otro hijo, Bismarck, de solo doce años. Les dije: ‘¿Por qué nos hacen esto? Nosotros no somos terroristas’. Los militares respondieron que cumplían órdenes del ‘Capitán Carlos’. Efectivamente, el ‘Capitán Carlos’, a quien yo conocía, estaba en el puerto del río con otros soldados dirigiendo a las patrullas”.
Este es el segundo caso de asesinato atribuido a los hombres del ‘Capitán Carlos’. El primero, identificado por La República y comprobado por el Ministerio Público, fue Nemer Acuña Silva, ejecutado en setiembre de 1992, también en Santa Rosa de Yanajanca.
Ese día, los efectivos de la base de Madre Mía incursionaron en Santa Rosa de Yanajanca, en represalia porque el puente que une el puerto con el pueblo amaneció con pintas terroristas de la hoz y el martillo.
Dominga Poma encontró el cadáver:
“Después de media hora, los militares ataron las manos de mi esposo en la tolva de una camioneta y lo arrastraron como animal hacia el pueblo de Santa Rosa de Yanajanca, mientras mis dos hijos fueron llevados al puente para que borraran las pintas. Con mi bebé cargado en la espalda y con una linterna empecé a buscarlos por la carretera, pero uno de los soldados me amenazó con dispararme si no me retiraba. ‘¡Oye, terruca de mierda, vete a tu casa o te vuelo los sesos!’. Horas después, encontré a mi esposo Claudio Girano tendido en plena carretera con la cabeza destrozada y con varios cortes en todas partes del cuerpo. No tenía rostro. Los soldados del ‘Capitán Carlos’ mataron a mi esposo Claudio”.
Una pobladora de Santa Rosa de Yanajanca, y vecina de los esposos Claudio Girano y Dominga Poma, confirmó el testimonio. Ratificó que en la madrugada del martes 19 de mayo de 1992, militares de la base de Madre Mía, bajo responsabilidad del ‘Capitán Carlos’, plagiaron y asesinaron a Claudio Girano.
“Aquí, en Yanajanca, hay decenas de muertos, entre hombres, mujeres y ancianos, que fueron torturados y asesinados por los militares de la base de Madre Mía, cuyos cuerpos están bajo tierra en busca de justicia”, afirmó Marlene Figuerero.
Giancarlo, el hijo mayor de Dominga Poma que fue secuestrado y golpeado por los militares junto a su padre en la madrugada del martes 19 de mayo de 1992, reconoció al ‘Capitán Carlos’ como Ollanta Humala Tasso.
la confirmación
La República también recogió su testimonio:
“Mientras torturaban a mi padre y mis hermanitos lloraban, dos soldados me cogieron del pescuezo y, luego de atarme con una soga, me llevaron hacia el puente, cerca del río Huallaga. Había otros detenidos más. Con el fusil nos golpeaban y nos gritaban: ‘¡Borren con sus lenguas la hoz y el martillo, terrucos de mierda! Si no lo hacen ahorita, les volamos la cabeza!’. Yo vi al ‘Capitán Carlos’ que daba órdenes a los soldados: ‘¡Maten a esos terrucos de mierda!’, gritaba. Al poco rato me llevaron hacia la casa del vecino, de apellido Tucto, con los ojos vendados y las manos atadas. En un descuido, mientras revisaban la casa, la venda se desprendió y pude ver el camino y así corrí sin parar. Apoyado con un tronco de plátano, me arrojé al río Huallaga para ir a la banda (orilla), donde me escondí en el monte. Si no me escapaba, los soldados me hubieran matado, igual que a mi padre”.
Giancarlo y su madre guiaron a este diario hasta la tumba de Claudio Girano Yaya. Después del asesinato del padre de familia, la viuda y sus hijos fugaron a Aucayacu, y luego a El Paraíso, a veinte minutos de Tingo María, en plena selva de Huánuco.
Al regresar a su pueblo, a Giancarlo –junto a su madre– le tocó el doloroso papel de enterrar el cadáver de su padre. Dijo:
“Encontré a mi hermanito Bismarck que lloraba junto al cuerpo de mi padre en plena carretera. Los militares lo habían matado. Con ayuda de dos vecinos, logramos enterrarlo a pocos metros de un pequeño cementerio. Luego volví a escapar con mi hermano, porque otra patrulla llegaba en bote al pueblo”.
El mismo patrón
“¿El ‘Capitán Carlos’ era Ollanta Humala Tasso?”, preguntamos a la viuda Dominga Poma y a su hijo Giancarlo.
“El ‘Capitán Carlos’ es Ollanta Humala”, respondieron.
En circunstancias similares fue ejecutado Luis Izaguirre Prieto, el 25 de junio de 1992. Así lo relató Bertila Dávila Murrieta, la viuda:
“Estaba con mi esposo descansando en la casa de doña Antonia Grande, ubicada en el Puerto de Yanajanca, cuando escuché a gente que gritaba y los perros ladraban sin parar. Eran alrededor de las 5 de la madrugada cuando más de 20 soldados violentaron la puerta de ingreso. Al salir por la ventana, sentí que alguien me encañonó con un fusil en la cabeza. En ese momento otros uniformados sacaron a golpes a mi esposo hasta la carretera para torturarlo. Los soldados que ingresaron en la casa eran de la base de Madre Mía y sacaron en calzoncillos a mi esposo, y luego de atarlo de manos con un alambre, lo tiraron en el suelo para torturarlo. ‘¡Habla, soplón!, ¿dónde están los terrucos de mierda? ¡Habla, mierda o te volamos los sesos!’. Fue horrible porque pese a que mi esposo gritaba y pedía auxilio, otro soldado con la bayoneta de su fusil lo atacaba repetidas veces en la cabeza. Eso nunca me voy olvidar. Yo no podía hacer nada, porque un soldado me tenía apuntada con el cañón de un fusil en mi cabeza y, pese a que estaba embarazada, me golpeaba en la cara y en mi vientre. En esos momentos pensé que iba a abortar por los golpes , pero el soldado seguía amenazándome con matarme si intentaba escapar”.
Bertila Murrieta, a diferencia de otros testigos, aseguró que en esa operación participó el mismo ‘Capitán Carlos’, a quien reconoció plenamente, según dijo:
“Ese día, la patrulla militar había detenido a más de 30 personas, entre hombres, mujeres y niños. Allí estaba parado y dando órdenes el ‘Capitán Carlos’. Ordenó que encerraran a todas las mujeres y niños en una casa, mientras que los varones fueron llevados hacia la carretera. Entre ellos iba mi esposo bañado en sangre y moribundo. Después de horas al salir en busca de mi esposo, vimos por la carretera a los vecinos que estaban tirados boca abajo. A algunos de ellos le habían cortado la oreja y a otros, los dedos, pero mi esposo no estaba. Hasta que un vecino avisó que estaba en un platanal, a un costado de la carretera. El cuerpo de mi esposo tenía múltiples cortes y tenía el rostro destrozado. Al parecer, le dispararon en la cabeza. Su cuero cabelludo y sus sesos estaban esparcidos alrededor de su cadáver”.
Escapar para vivir
Como ocurrió con otros casos, Bertila Dávila, luego de enterrar a su cónyuge, huyó de Yanajanca y se refugió en Pucallpa. Pero regresó al lugar para decirle a La República dónde estaban los restos de su esposo.
Estaba temerosa y nerviosa cuando llegamos al puerto de Yanajanca. “Estoy aquí y los recuerdos me hacen sentir escalofríos y siento muchísima pena por todo lo que viví”, dijo Bertila Murrieta: “Escapé también porque estaba embarazada. Mi hija Bianca nació el 15 de octubre de 1992. No conoció a su padre”.
El 21 de junio de este año, también con la ayuda de familiares, este diario ubicó la tumba de otra víctima: Nemer Acuña Silva. En la primera semana de julio, el Ministerio Público confirmó el hallazgo del cadáver. Los testigos dijeron que Acuña fue ejecutado por los soldados del ‘Capitán Carlos’.
Ahora, La República presenta dos casos más, plenamente identificados.❧
Los familiares de las víctimas guiaron a La República hasta las tumbas donde enterraron informalmente a sus seres queridos ultimados por los militares.“Humala todavía no es notificado por la fiscalía”
Uno de los abogados de Ollanta Humala, Alberto Otárola Peñaranda, afirmó que el ex mandatario aún no ha sido notificado por la fiscal Edith Chamorro, quien investiga los torturas y desapariciones forzadas a manos de militares de la base de Madre Mía
“Tanto la fiscalía como la comisión del Congreso no han convocado a Humala, pero desde ya aseguramos que el ex presidente no tiene ninguna responsabilidad en estos hechos. Por el contrario, el pueblo de Madre Mía le ha agradecido por las obras efectuadas en dicho lugar. Igual, está dispuesto a colaborar cuando sea citado”, respondió.
La testigo Bertila Murrieta Dávila aseguró que la patrulla militar que secuestró a su esposo Luis Izaguirre estaba dirigida por el ‘Capitán Carlos’, en junio de 1992. “Ex presidente ya debe ser comprendido”
El abogado de algunas de las víctimas del caso Madre Mía, Carlos Rivera Paz, destacó la relevancia de los testimonios que revelan el crimen de Claudio Girano a manos de soldados del ‘Capitán Carlos’. Adelantó que resulta de trascendencia que la fiscalía exhume el cuerpo en el lugar que han indicado los familiares.
“Tengo conocimiento de que, dentro de las diligencias, la fiscal Edith Chamorro ha logrado exhumar hasta el momento dos cuerpos. Esto significa que el hecho delictivo ya no solo es un dicho de una persona, sino es un hecho de carácter concreto, por lo tanto, ya se debe comprender a Humala en este caso”, dijo.




LLORA POR MI ARGENTINA


El fracaso del populismo de los Kirchner facilitó la entrada al poder al macrismo, un fascismo crudo y atípico argentino.
Macri está haciendo lo que todo reaccionario y enemigo del pueblo hace, reducir los impuestos a las trasnacionales minero energéticas y oligarcas nativos que controlan la producción agrícola y las carnes a costa del recorte de los salarios y derechos laborales de los trabajadores a quienes está arrojando en miles al hambre y la desocupación. A estas medidas lo llaman “el desbloqueo de la inversión, seguridad legal y competitividad”.
La burocracia laboral controlado por el peronismo y mafias, la base de los Kirchner, han claudicado aceptando la propaganda del “diálogo nacional” y “la paz y democracia” del régimen. 
Son los trabajadores clasistas quienes han asumido la defensa del proletariado argentino.

A Cristina Kirchner lo tiene maniatada por corrupción, le encontraron varios millones de dólares en la cuenta bancaria de su hija. No hay duda que político que entra pobre al poder y sale rico, es robándole al estado. Para salvarse de la prision y lograr impunidad muy astutamente se hizo elegir senadora. Al igual que ese felón Menem, el Alan García argentino.

EL TARATA ARGENTINO
El Hitler del Medio Oriente, Netanyahu de Israel, hace poco visitó Argentina ofreciéndole a Macri agentes del Mossad para su seguridad personal y entrenar a los esbirros de la represión. Justo para coincidir con esta visita, un juez federal judio de Buenos Aires acusó a la Kirchner por traicion a la patria pidiendo su arresto, específicamente lo acusa de “recibir petróleo gratis de Irán a cambio de esconder pruebas contra un miembro de Hezbollah que alegadamento hizo estallar un coche bomba en 1994 en el CentroJudio matando a 85 personas”. 
Esta acusación viene del juez Nisman, un activista del sionismo internacional quien murió asesinado el 2015 poco antes que se presente al congreso a leer su reporte acusatorio a Cristina Kirchner y su ministro de REEE Hector Timmerman.

Sin embargo, muchos expertos entre ellos científicos de renombre en el área de explosivos y seguridad determinaron que el autor fue el MOSSAD con el objetivo de sabotear las buenas relaciones con el pueblo de Irán y Hugo Chávez de Venezuela. Fue otro Tarata del Perú donde el SIN explotó coche bomba destruyendo varias cuadras y por medio de la prensa basura lo achacó del crimen a los rebeldes maoístas. Además de la CIA, el Mossad también entrenó a los esbirros peruanos.
Volviendo a Argentina, es más probable también que el juez Nisman fue muerto por los agentes israelíes o será un suicidio como afirmó Cristina. Lo interesante es que Macri no tiene mayoría en el senado, Cristina puede dormir tranquila.
A todo esto, alguien sabe que Argentina está pagando los millones y millones de dólares que generosamente les entregó Chávez y les salvó de una hambruna masiva? Macri renegoció su deuda con Putin de Rusia y con los chinos, pero no creo que lo hizo con el generoso pueblo venezolano que ahora pasa momentos difíciles.


Willian Palomino
Abancay, diciembre 2017.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Elogio de la dialéctica, Bertolt Brecht. (cuestionatelotodo)

Elogio de la dialéctica, Bertolt Brecht.

Lenin, "la dialéctica es el reflejo correcto del eterno desarrollo del mundo”.
Imagini pentru bretolt brecht obrero
Estado de derecho, democracia, nación consolidada, alianzas internacionales, leyes del mercado, fin de la historia, etc... Mucha terminología usa la burguesía para intentar mantener el status quo, el estado de las cosas, con el fin de hacer creer que la historia ha llegado a su punto más avanzado, que vivimos en el más perfecto de los tiempos, que las leyes son las más justas posibles o que la división territorial o social es invariable.

Bertolt Brecht, el poeta comunista alemán, nos recuerda que las leyes de la dialéctica enseñan que nada es definitivo, que la historia está en movimiento perpetuo, que la lucha de clases es continua y que gira con ella sin parar la rueda de la historia: las leyes se pueden y deben transformar, las naciones no son estables, las alianzas cambiantes, el mercado anárquico, la historia, en definitiva, siempre en construcción; la clase obrera, asumiendo el materialismo dialéctico, consciente de sí, puede y debe convertirse en el sujeto revolucionario que haga avanzar la sociedad hacia su emancipación y el fin de toda explotación, 

Todo es posible; si se lucha por ello sin bajar la guardia, todo "nunca" puede ser "hoy mismo".


ELOGIO DE LA DIALÉCTICA, Bertolt Brecht
Hoy la injusticia se pavonea con paso seguro.
Los opresores se instalan como para diez mil años.
La violencia asegura: “Todo seguirá como está”.
No suena otra voz que la de la clase dominante
y en los mercados la explotación proclama: “Esto recién comienza”.
Por otra parte muchos de los oprimidos ahora dicen:
“Lo que nosotros queremos, nunca será”.

¡El que aún está vivo, que no diga: “nunca”!
Lo seguro no es seguro.
Nada quedará como está.
Cuando hayan hablado los que dominan
hablarán los dominados. 

¿Quién se atreve a decir “nunca”?
¿De quién depende que la opresión continúe? De nosotros.
¿De quién depende que se la aplaste? También de nosotros.

El que es derribado, ¡que se levante!
El que está perdido, ¡que luche! 

¿Cómo han de detener a quien ha tomado 
conciencia de su situación?
Pues los vencidos de hoy son los vencedores de mañana
y ese “nunca” va a llegar a ser: ¡Hoy mismo!

ANATOMÍA DE LA MAFIA FUJIMORI


William Palomino


Uno de los errores más graves del "garante" de democracias, Vargas Llosa, es no ver el significado y dimensión del crimen organizado en el estado peruano, su influencia en las FFAA y la compleja relación que tiene con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Agencia de Control de Drogas (DEA) brazos de la política exterior de EEUU en Perú.
Vargas Llosa cree que el fenómeno que llamamos Fujimontecinismo va desaparecer por gravedad como cualquier otra dictadura civil o militar en el pasado. Se equivoca, ninguna de estas dictaduras estaban claramente definidas como organización criminal como son las mafias aprofujimontecinistas. El APRA ha devenido en mafia con los gobiernos de Alan García pero ese tema merece otro estudio.
¿Qué es el crimen organizado para los peruanos? La mayoría lo asocia a las películas "El Padrino", La Cosa Nostra, o la serie de la TV de EEUU "Los Sopranos" que narra los crímenes de familias sicilianas en Italia y EEUU, los Yakuza del Japón, la Banda Verde de Shanghai que se dedicaba a matar comunistas durante la revolución china, en el Perú los norteños de López Paredes, la centralita de César Álvarez, el Vaticano en El Huallaga, el gringacho de Piura o el Momón del Callao.
Si bien es cierto que las mafias sicilianas han influido algo en la política doméstica de EEUU, ninguna organización criminal del mundo ha controlado el poder del estado, incluida las FFAA y la prensa, durante una década como lo hizo la mafia fujimontecinista. Ninguna mafia del mundo ha trascendido en el tiempo, imponiendo una constitución fascista y manteniendo su influencia (legal o ilegal) política, militar, económica criminal y corrupta hasta estos días. Su influencia en las FFAA y PN en acciones represivas y asesinatos es directa. Esto no es mito, no es imaginación, es la pura realidad.
¿Por qué existe está mafia? Por tres razones, 1) porque heredó un capital inmenso que se estima en US$6 mil millones (más rico que Donald Trump) que robo Don Alberto y Montesinos y lo vienen lavando legalmente debido a que controlan la SUNAT gracias al cogobierno que ejercen con Kuczynski; 2) porque en el Perú hay un vacío de poder y existe ausencia del estado en los pueblos de costa, sierra y selva. El gobierno se ocupa de brindar todas las facilidades posibles (exoneración de impuestos, impunidad ambiental y salarios de hambre) a la "inversión" transnacional que atender el hambre y miseria del pueblo. 3). El debilitamiento de la oposición política y armada desde el inicio del nuevo siglo. El Partido Comunista PCP ha sido implacablemente perseguido, muchos de sus líderes asesinados y encarcelados, ha dejado un vacío del poder que tenían talvez en una tercera parte del territorio y población del país, esto hizo posible la penetración de la mafia fujimontecinista por medio del asistencialismo en coordinación con el estado y ONGs en los asentamientos humanos de Lima y zonas pobres del país.
Sea por convicción, peso de la conciencia o pretensiones electorales, es común en los líderes de mafias estar envueltos en labores de caridad y servicio público como lo vienen haciendo los Fujimori. Don Pablo Escobar y asociados donaron cientos de casas prefabricadas a los pobres de Medellín, construyó más de 80 estadios modernos, el chino Due Yuesheng de la banda verde dedicado a matar maoístas era un filántropo famoso, Al Capone de Chicago yJohn Gotti de Nueva York eran muy queridos por sus obras benéficas a favor de la comunidad. ¿No vemos eso en Keiko Fujimori la líder de la mafia en Perú? No nos sorprendamos que con solo el 1% del dinero que posee (6 millones de dólares) podría donar una casa a cada damnificado de los huaicos en Piura superando a Pablo Escobar.
Pese a que dicen ser no-ideológicos, La mafia tiene agenda política como un medio no como fin, la ideología fujimontecinista es de ultraderecha, anticomunista, su arma es el chantaje al acusar a toda oposición política de "terrorista" o "terruca". Esa misma ideología arcaica lo han aplicado a la doctrina militar (FFAA, PN y policía política). Todo lo ven terrorismo como mecanismo de defensa y así cubrir su pobreza ideológica. Es por eso que muchos de sus miembros y congresistas son ex militares que participaron en torturas, desapariciones, operadores de hornos humanos, narcomilitares (Tubino, Miyashiro, Montoya, etc.)
La mafia por naturaleza es violenta, creen tener licencia para amenazar, perseguir, monitorear y hasta matar. Algunos de mis contactos me informan que están en posesión de los aparatos de chuponeo de la marina (ex almirantes Giampietri, Tubino y Montoya son miembros de la mafia). El SIN de Montesinos y el destacamento Colina de las FFAA eran de la mafia-estado. Ellos fueron los que explotaron los coches bombas en Tarata, Banco de la Nación y Canal 2 achacándolos convenientemente a la guerrilla maoísta.
Tienen una estructura jerárquica con lideres o jefes, soldados, fujitrols y seguidores, varios miembros de la mafia aprista y de grupos de ultraderecha como la pinza Gallareta y Alcorta actúan como asociados. Es una banda cuyos líderes tienen títulos de presidenta, vicepresidente, tesorero, sargento en armas, etc. para aparentar ser un simple partido político. Hasta tienen elecciones internas con una facción minoritaria que lo dirige Kenji. Es por diseño, así copan la disensión dentro de la familia.
La mafia Fujimori tiene continuidad. Es a perpetuidad a no ser que se les destruya por medio del estado o la insurrección. No depende de la muerte de Don Alberto, ya fue reemplazado por la hija tan cruel y genocida como este. En un Twit me amenazó con meterme al horno humano que su padre operaba con Montesinos. Usan la fuerza o amenazan usar la fuerza para lograr sus fines. Matan, asaltan, destruyen y queman viviendas.
No es fácil entrar a los altos niveles de la mafia, la ex procuradora Vilcatoma trató de infiltrarse, si se quedaba poco más la mataban. Salió llorando. No se sabe el material que obtuvo.
El objetivo de la mafia es económico, obtener ganancias por cualquier medio sea necesario, tienen negocios legítimos. La DEA soltó la información de los 15 millones de dólares que entregó la jefa Keiko a Joaquín Ramírez, uno de sus testaferros. No sabemos de los otros. La DEA solo lo hizo para que gane la elección el lacayo de USA Kuczynski, el resto no les importa. EEUU se beneficia de la existencia de esta mafia.
Esta mafia no es secreta, es una organización criminal que no tiene interés en ser estudiado ni denunciado. Tiene mucho dinero para influir la opinión pública, comprar periodistas, canales de TV y gran cantidad de Fujitrols en los medios sociales, pero debido a su debilidad ideológica son puestos fácilmente a la defensiva sacando su arma secreta de acusar de terrorismo a cualquiera que se le pone en el camino. Lo único en común que tienen con las mafias clásicas sicilianas es la violencia y las reglas y normas (el código de Omertà). Lo mostró Kenji en su entrevista de TV Cuarto Poder anoche, la capo es Keiko "me someto a ella", es el temor a que salga una orden para que lo metan junto a mi al horno.

lunes, 30 de octubre de 2017

CHINA QUIERE DESTRONAR AL REY PETRÓLEO.


Hoy en día el mundo ya depende en gran parte del líder revisionista Xi y lo que decida el Partido Comunista de China. EEUU sigue siendo la superpotencia económica y militar pero está en crisis, en descenso, renegando de sus promesas del control del azote que causa en muchos países (como el nuestro) el cambio climático y fundamentalmente su capitulación en la implementación de energía limpias como la energía solar y la del viento que se han convertido en competitivas, es decir han bajado de precio y están de par a par en precio con el petróleo y Gas Natural.
Trump retrocede al carbón y los chinos ahora son los pioneros de la masifica de las energías limpias y con esto lanza un programa a nivel global de la fabricación de carros y buses eléctricos resolviendo los problemas de eficiencia de baterías y estaciones de recargue.
El impacto es tan grande que los tres de Michigan (GM, Ford y Chrysler) deciden fabricar carros eléctricos para vender al mercado chino, esto favorece también a las trasnacionales mineras e indirectamente a la republiqueta bananera del Peru que impulsará a todo dar el saqueo de minerales, en especial el cobre.
Al rey petróleo lo pueden destronar a largo plazo pero nadie lo mata, tendrá muerte natural, los rusos y venezolanos pueden dormir tranquilos pero el precio del petróleo seguirá bajo, no en el Peru aquí los corruptos no se pierden nada.
William Palomino. 19-10-2017.